Especialistas en ciberseguridad y tecnologías de la información.

Poussin 4, Insurgentes Mixcoac, CDMX
55-62-68-90-82
[email protected]

Tu casa también es tu oficina. ¡Protégela!

Tu casa también es tu oficina. ¡Protégela!

La tecnología nos permite continuar con nuestras «tareas de oficina» cuando llegamos a casa. Abrir el correo electrónico de la empresa, realizar un pedido a uno de nuestros proveedores o actualizar la lista de clientes son sólo algunas de las tareas corporativas que podemos realizar cómodamente desde nuestro hogar. Hasta aquí, todo parece una ventaja, pero, ¿y si hablamos de la seguridad? ¿Tomamos en casa las mismas precauciones que en la oficina? ¿Realmente conocemos todas las medidas de seguridad que necesitamos?

¿Cómo teletrabajar de manera segura?

• No entregues tus datos al primero que te los pida. El principio de la duda es el que debiera prevalecer, porque a veces somos muy confiados.
• Protege tu equipo y tus dispositivos móviles con credenciales de acceso y diferencia tus cuentas personales de las profesionales. Recuerda utilizar siempre contraseñas robustas y utiliza el doble factor de autenticación siempre que sea posible.
• Mantén los sistemas operativos y las aplicaciones actualizadas, tanto los que usas profesionalmente como a nivel usuario. Instala software de repositorios oficiales y nunca olvides disponer de un antivirus.

Si en casa disponemos de conexión Wi-Fi, debemos asegurarnos de que la  configuración sea correcta y segura. En la medida de lo posible intenta separar la conexión, de manera de dar acceso a TV u otros aparatos de una forma y a tus equipos o los de tu empresa en una red distinta. Así evitaremos que un ciberdelincuente pueda conectarse a ella y robar nuestra información o la de nuestros clientes.

Protege tu red

• Protege tu red contra ataques externos e internos.
• Comprueba si el router que conecta tu organización a Internet incluye Firewall, para controlar las conexiones de red del acceso a Internet. Si no es así, instala uno que incluya esta funcionalidad para tus equipos.
• Sigue las instrucciones del fabricante para mantenerlo bien configurado y actualizado. Permanece alerta de los mensajes que te vaya indicando.
• Consulta con un experto si sospechas que tu red ha sido comprometida o si observas una actividad poco habitual.
• Restringe el acceso a internet full.